La vida concentrada en palabras

Deja tu comentario

al final de la página



Poemas extraidos del libro


Mírate, chiquilla


Ella es

Ella es de esas mujeres que no las oyes venir marcando el paso como si de un desfile de la legión se tratase.

Ella camina segura, sí, de eso no cabe duda, pero serena, cuidando cada paso que da para no herir a nadie y, por supuesto, para no ser herida.

Menuda es ella.

Cuando llegó a mí, lo hizo así, segura de sí misma, a salvo y ofreciendo todas las garantías de ser una mujer de las que cuando llegan, no se irán fácilmente.

Y eso, la verdad, es algo que te deja el corazón tocado para siempre.

Qué miedo da el saber que, aun sin merecerlo, está a mi lado.

Entonces, inevitablemente me pregunto:

¿Cómo defenderse de algo así?


Sueños de un reloj demente


Tu nombre

No recuerdo tu nombre

aunque sé que es tu nombre

el que a solas me nombra…

 

-Hay amores de un instante que perduran para siempre-


No quiero ser mariposa porque alguien me lo diga


Discusiones

Me encanta cuando discutimos

y dejamos de hablarnos por un tiempo.

 

Después,

tus abrazos

me saben más ricos.

 

Y vuelvo a encontrar en tus labios

…aquella primera vez.